AMBA: alertan por 18 mil casos de estafas en las redes sociales

Casos con crímenes, engaños, robos, venta de objetos robados y fraudes de todo tipo perpetrados a través de redes informáticas de hackeo y de redes sociales como WhatsApp, Twitter, Facebook e Instagram.

Un estudio orientado específicamente al análisis de crímenes, estafas, robos, venta de objetos robados y fraudes de todo tipo perpetrados a través de redes informáticas de hackeo y de redes sociales como WhatsApp, Twitter, Facebook e Instagram, acreditó que estos hechos no tienen freno en la zona del AMBA. Así, en el último año se reportaron más de 18.000 casos, incluidos 30 homicidios.

La cifra surge de la Encuesta Mensual de Inseguridad (E.M.I.), desarrollada por la ONG Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados. "Hace pocas horas falleció un joven de 22 años que fue baleado en la cabeza cuando llegó a la ciudad de Santa Fe desde el partido bonaerense de Lomas de Zamora para concretar la compra de una motocicleta que había pactado por la red social Facebook", dijo Javier Miglino, abogado Especialista en Seguridad y Director de Defendamos Buenos Aires.

La trampa de pactar en redes sociales. "Mucha gente compra y vende cosas y recurre a Facebook, Twitter, Instagram y WhatsApp para ofertar sus productos. Sin embargo, no tienen en cuenta que estas redes denominadas a nivel mundial como ?las 4 Tóxicas'; no controlan a sus usuarios, ni las ofertas ni el contenido. Por ese motivo para las bandas criminales, resulta muy sencillo engañar a un muchacho como Lautaro, quien recibió un disparo en la zona occipital del cráneo, apenas llegó a Santa Fe el domingo junto a un hermano y dos amigos con la intención de adquirir una moto Honda Tornado de 250cc a un hombre con quien se había contactado por la red social Facebook", dijo Miglino.

La situación sigue complicada. "En los últimos meses, la justicia Nacional de Instrucción en lo Penal y Defendamos Buenos Aires, detectaron numerosos casos de fraude informático; a través de una maniobra que involucra al arribo de un producto de importación a través de un servicio puerta a puerta y el requerimiento del pago de una tasa de servicio para liberar una encomienda retenida en los depósitos del Correo Argentino. El objetivo real es la obtención de datos de los clientes para suplantar su identidad virtual y utilizarla en la apertura de nuevas cuentas para multiplicar las estafas. En Defendamos Buenos Aires ya habíamos advertido sobre carteros que piden el DNI para entregar una carta, telegrama o paquete y le toman una foto con el teléfono celular; lo que está prohibidísimo. Sin embargo, empleados del Correo Argentino lo hacen y es el posible comienzo de una pesadilla porque con esa imagen pueden abrirse cuentas y pedir préstamos. Otro método de estafa a través del Correo Argentino es la recepción de correos electrónicos que aparentan provenir del Correo Argentino en los que se les indica que los destinatarios del correo, deben depositar sumas de dinero (en general, en conceptos de diferencias impositivas) para liberar un paquete retenido en la sucursal de Retiro de la empresa postal oficial. Se pide también el número de teléfono celular. Sin embargo todo es falso y está encaminado a pedir una cuenta corriente o caja de ahorro en un banco, para luego solicitar un préstamo y vaciar la cuenta. De ese modo, la víctima se entera mal y tarde, sobre una deuda bancaria que jamás ha contraído pero que sin embargo debe pagar, bajo apercibimiento de ejecución y de ingresar al sistema Veraz de deudores", dijo Miglino.

Las redes del mal. "La ansiedad por buscar un nuevo empleo, con mejores sueldos y condiciones mayores, ha hecho de la red social Linkedin, el mayor salvavidas. Sin embargo, a partir de la colaboración de Defendamos Buenos Aires con ONGs especializadas de los Estados Unidos de América, España, Francia, Italia, Noruega, Brasil, Sudáfrica, Australia, México, Corea del Sur y Japón; quedó acreditado que también Linkedin puede ser el punto de partida de partida para la pesadilla de ser estafado a través de mensajes de phising, donde se piden datos de la persona y de ese modo, lejos de ofrecerle una buena colocación en el mundo empresarial, termina con la cuenta corriente vacía; tal como le ocurrió a Emilia; una estudiante universitaria de la UBA, que cursando Derecho, estaba a la búsqueda de un empleo. Se anotó en Linkedin, en pocas semanas le llegó un mensaje que le pedía información para incorporarla de forma inmediata a uno de los mejores estudios jurídicos de la República Argentina. Nunca pensó que los 460 mil pesos que tenía para bancar el alquiler y sus gastos hasta fin de año, serían literalmente aspirados por los hackers", dijo Miglino.

Más de INFO +