Cómo Coca-Cola, Netflix y Amazon aprenden del fracaso

Demasiados líderes viven con miedo a los errores, los pasos en falso y las decepciones. Pero si no estás preparado para fallar, no estás preparado para aprender.

Por Gerardo Molina

Demasiados líderes viven con miedo a los errores, los pasos en falso y las decepciones. Pero si no estás preparado para fallar, no estás preparado para aprender.

¿Por qué, de repente, tantos líderes empresariales instan a sus empresas y colegas a cometer más errores y aceptar más fracasos?

El director ejecutivo de Coca-Cola Co., James Quincey hizo un llamado a los gerentes de base para superar el miedo al fracaso que había perseguido a la empresa desde el fiasco de la "Nueva Coca-Cola" de hace tantos años. "Si no estamos cometiendo errores", insistió, "no nos estamos esforzando lo suficiente".

En junio, incluso cuando su empresa disfrutaba de un éxito sin precedentes con sus suscriptores, al director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, le preocupaba que su fabuloso y valioso servicio de transmisión tuviera demasiados programas exitosos y cancelara muy pocos programas nuevos . "Nuestra tasa de aciertos es demasiado alta en este momento", dijo en una conferencia de tecnología. "Tenemos que correr más riesgos, deberíamos tener una tasa de cancelación más alta en general.

Incluso el CEO de Amazon, Jeff Bezos, posiblemente el empresario más exitoso del mundo, argumenta de la manera más directa que puede que el crecimiento y la innovación de su empresa se basan en sus fallas . "Si vas a hacer apuestas audaces, serán experimentos", explicó poco después de que Amazon comprara Whole Foods . "Y si son experimentos, no sabes de antemano si van a funcionar.

Los experimentos son, por su propia naturaleza, propensos al fracaso. Pero algunos grandes éxitos compensan docenas de cosas que no funcionaron".

El mensaje de los directores es tan fácil de entender como difícil de poner en práctica para la mayoría de nosotros. No puedo decirle cuántos líderes empresariales conozco, cuántas organizaciones visito, que propugnan las virtudes de la innovación y la creatividad. Sin embargo, muchos de estos mismos líderes y organizaciones viven con miedo a los errores, los pasos en falso y las decepciones, razón por la cual tienen tan poca innovación.

Si no estás preparado para fallar, no estás preparado para aprender. Y a menos que las personas y las organizaciones logren seguir aprendiendo tan rápido como el mundo cambia , nunca seguirán creciendo y evolucionando.

Más de DEPORTES