Octámbulos sale a la conquista con su disco debut

LA PRIMERA dialogó con el integrante del grupo de Zona Norte, Esteban Anyellini, para conocer más detalles acerca de su álbum homónimo y de la historia y consolidación de la banda.

Por Belén Mogno.

En un clima de celebración por la materialización de un sueño, la banda argentina Octámbulos recientemente presentó su primer material discográfico también llamado Octámbulos, el cual ya se encuentra disponible en las plataformas digitales.

LA PRIMERA dialogó con el músico e integrante del grupo Esteban Anyellini para conocer más detalles acerca del disco cómo así también de la historia de la banda.

En cuanto a la realización del álbum, Anyellini afirmó: "Estamos muy contentos de presentar el primer material de Octámbulos y por suerte está teniendo mucha aceptación, dada la instrumentación un poco peculiar con bandoneón y acordeón en formato rockero y eso nos dio una alegría muy grande a todos".

A su vez, el artista comentó que "se vio un poco acelerado el proceso de este disco gracias a a que ganamos y salimos primeros en el "Escobar Vibra" en el 2021 y tuvimos ayuda del municipio para la grabación de este disco, no así la masterización y edición que lo hicimos nosotros, pero fue una gran motivación para que salga el material".

Una amalgama de armonías

"Octámbulos" es el disco que supone la entrada triunfal de la banda a la escena de la música argentina con una impronta única y peculiar, marcada por la fusión de la instrumentación del grupo.

En ese sentido, la banda se caracteriza tanto en su esencia y estilo como en su sonoridad, por dar lugar a la confluencia de géneros que pueden ir desde elementos tradicionales del tango hasta el sonido aplanador del rock.

De esta manera, en su álbum debut los Octámbulos construyen una atmósfera de sonido que invita a los y las oyentes a recorrer un poco paisaje en el que predomina la conjunción armónica entre los diferentes ritmos.

En ese punto, la musicalidad de Octámbulos de cuenta de la amplitud de registro que tiene la banda lo cual se condice con las sensaciones que despierta su disco, que van desde el misterio hasta la alegría y la explosión de energía.

Una identidad propia

En sintonía y vinculado a la escencia que define al grupo, Anyellini señaló: "Octámbulos tiene formación de cinco años hasta el día de hoy y se fue sucediendo que en un momento hubo saxo, trombón y trompeta más los fuelles; después volvimos al formato más rockero".

"Todo esto fue un desafío y una búsqueda porque en realidad nuestros instrumentos, yo toco el bandoneón y Lucas Gil el acordeón, son acústicos y están muy ligados a lo folclórico nacional y fue todo un desafío para nosotros salir de ahí porque la idea era hacer música del presente y poder plasmar lo que nos gusta", amplió el artista.

En ese sentido, el músico dio detalles del desarrollo de la realización de las canciones y planteó que "la composición en 95 por ciento, podríamos decir, es del bandoneón y el acordeón".

Al respecto, el integrante de Octámbulos detalló: "Venimos con una idea rítmica una idea melódia, entre bandoneón y acordeón, a la cual nos pasamos las melodías, decidimos qué sí y qué no, y ahí hacemos un ensayo de fila como en las orquestas y unificamos fraseos melódicos, matices".

"Una vez ajustado todo y la forma del tema se agrega la composición del power trío de rock guitarra, batería, bajo, más percusión y ensamblado eso, los cantantes van improvisando o trabajan los temas de forma más personal en sus casas y otros no", indicó Anyellini. .

Una biografía musical

Los orígenes de Octámbulos de remontan a cinco años atrás cuando la banda pasó de musicalizar las calles a constituirse como un grupo de manera más formal. En esos tiempos, los integrantes de la banda compartían noches de bohemia en el principal polo gastronómico de la localidad de Ingeniero Maschwitz, en la Zona Norte de Buenos Aires.

En ese espacio al que los músicos y artistas que compartían sus noches allí denominaron como "El Drugstore" se constituyó como el escenario y el lugar donde la semilla de Octámbulos se plantó y comenzó a crecer a poco a poco.

De esta manera, entre un crisol de músicos emergentes que intercambiaban sus influencias que iba desde ritmos gitanos, hasta la cumbia o el folklore latinoamericano con hip hop; se respiraba una atmósfera híbrida que fue la premisa que marcó la identidad y la impronta de Octambulos bajo la consigna de: "la música en expresión al sentimiento".

Desde entonces, el grupo formado por Lucas Gil en acordeón; Esteban Anyellini en bandoneón; Marcos Pereira guitarra eléctrica, Guajiro en bajo; Dino Paolo Mereu e batería, y las de voces Celeste Cavag, Bob Ramon y Santiago Beldi, salió a la conquista del público con su propuesta única y novedosa.

A lo largo de los años, Octámbulos tuvo la oportunidad de llevar su música a los escenarios de diferentes fiestas patronales, festivales, centros culturales, escenarios municipales, bares, eventos privados, entre otros.

Finalmente, el año pasado, los Octámbulos lograron consagrarse, entre otros 100 artistas y bandas, como ganadores del primer puesto en el certamen "Escobar Vibra" donde supieron brillar y conquistaron a los y las presentes con su subido enérgico y festivo. 

Más de CULTURA